Manifestación de Valor: requisitos y definición

2 May

Que es la manifestación de valor

La plasmación del valor se denomina declaración jurada para protestar la verdad ante las autoridades fiscales y aduaneras de que el valor de la mercancía y todos los cargos incurridos en la importación que afectan al valor en aduana de la mercancía son verdaderos y ciertos. .

La práctica hasta ahora ha sido que la mayoría de los contribuyentes (importadores) que realizan comercio exterior no generan este documento, sino que el agente de aduanas se encarga de elaborarlo y enviarlo al importador para su firma y devolución, el problema es que muchos importadores no se dan a la tarea de por lo menos verificar dos veces que dicho documento exprese los hechos ahí plasmados, es decir, el agente de aduanas que elabora el despacho muchas veces no sabe si el importador Si existe una factura que contenga, por ejemplo, gastos de flete o seguro internacional, que «aglutine» el valor declarado en la «declaración», porque en el mejor de los casos el importador se limita a informar por correo electrónico del importe aplicable al envío en incrementos Cantidad.

Riesgos de declarar incorrectamente

Por lo tanto, existe el riesgo de declarar incorrectamente los detalles operativos declarados en la declaración de valor, ya que si el preparador (agente de aduanas) no los conoce en detalle. ¿Cómo va a declarar correctamente que el valor aduanero se refleja en el valor? ¿Cómo puede firmar el contribuyente sin comprobar que los documentos declarados son correctos? ¿Quién es el responsable de la auditoría del contribuyente? ¿Quién no está obligado a hacerlo? o ¿Quién está obligado pero no cumple con la obligación?

Este es el texto legal sobre la manifestación de valor

La expresión del valor proporcionada por el importador al agente o representante de la aduana que facilita el envío de las mercancías debe cumplir los requisitos del formulario conocido a tal efecto como «expresión del valor».

Cuando las autoridades aduaneras lo requieran en el ejercicio de su facultad de certificación, el importador deberá presentar una «Hoja de Cálculo para la Determinación del Valor en Aduana de las Mercancías Importadas» para proporcionar los factores a tener en cuenta en la fijación del valor en aduana de las mercancías.

El valor comercial especificado en el pedimento no es necesario para formar una expresión de valor si las mercancías son importadas para su exportación definitiva, pero no son devueltas al territorio nacional dentro del plazo establecido en el artículo 103 de la Ley. A la que se refiere el primer párrafo de esta norma.

En el caso de retorno al territorio nacional de mercancías exportadas temporalmente conforme a las fracciones I, II y III del artículo 116 de la Ley, no se requiere la declaración del valor en aduana de la mercancía de referencia.

Si las mercancías nacionalizadas o nacionalizadas son eventualmente exportadas, podrán ser devueltas al país sin el pago de los derechos generales de importación, siempre que no sean objeto de modificación en el extranjero o que haya transcurrido más de un año desde su salida del territorio nacional. En virtud de lo dispuesto en el artículo 103 de la Ley, no es necesario establecer la personificación del valor a que se refiere el primer párrafo de este artículo.

Base jurídica: Reglamento General de Comercio Exterior 1.5.1. art. 59 Sección III del actual Código Aduanero.
Por Rafael Paulo Rodríguez Martínez, LCI

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.